Leo Santa Cruz derrotó a Abner Mares en decisión unánime por dos cinturones

¿Pelea del año? ¡Otra “guerra” entre Mares y Santa Cruz!

Los mexicanos se lanzaron más de 2 mil golpes por los cinturones de peso Pluma en su segunda batalla.

Central FOX

La emoción volvió a desbordar Los Angeles en una batalla para la historia entre dos guerreros mexicanos atrapados en el peso Pluma: Abner Mares y Leo Santa Cruz, que entretuvieron a quien los miró lanzarse más de 2 mil golpes en el ring y que dejó al mismo ganador que en la primera batalla.

Esta vez los jueces determinaron que el oriundo de Michoacán se llevó la contienda por los cinturones de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y Consejo Mundial de Boxeo (CMB) por tarjetas de 115-113, 116-112 y 117-111.

Santa Cruz (35-1-1, 19 nocauts) soportó la embestida final de Mares (31-3-1, 15 KOs), en una contienda inclinada, una vez más, por un choque de cabezas con un Mares que después del corte en una ceja intensificó sus combinaciones y arriesgó más.

Leo abrió con los mejores contactos en el asalto que es, habitualmente, de estudio, pero no para estos dos guerreros mexicanos que intercambiaron desde el primer instante, pero el jalisciense le respondió con mejores combinaciones en el segundo vía ‘uppercuts’ al cuerpo y cabeza del campeón.

Luego de un par de intercambios, Mares pareció sufrir en el quinto y pareció utilizar este asalto para recuperar un poco del aliento perdido, con un campeón que no dejó de lanzar combinaciones y que sumó puntos para las cuentas de los jueces.

Después del segundo choque entre estos mexicanos, nadie en el pugilismo niega estar a la expectativa de saber cuándo es la tercera batalla, pues en más de un asalto se debatió cuál pugilista había conseguido las mejores combinaciones.

Santa Cruz admitió que no fue tan buena como la primera y el ganador afirmó que está listo para chocar contra Gary Russell Jr.

“Me gusta la afición, me gusta hacerlos felices y debo hacer lo que tenga qué hacer. (Sobre el corte) me obliga a hacer lo mejor de mi; me quito el sombrero con Mares, volvió a ser muy difícil”, indicó.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!