Pumas aún no juega los octavos de Copa MX y ya prepara venta especial para la final

La ambición de Rodrigo Ares de Parga continúa dañando a un grande del futbol mexicano

347283
False

Pumas se encuentra en crisis a nivel deportivo desde que Rodrigo Ares de Parga tomó posesión como presidente del patronato, pero el club también vive tiempos de caos a nivel institucional gracias a la pésima administración del economista egresado del ITAM. ¿Identidad?

El equipo terminó en los últimos lugares de la tabla en los dos torneos de liga de 2017, fue la burla de todo el futbol mexicano con episodios lamentables como el protagonizado en conjunto con el uruguayo Gastón Silva y, por si fuera poco, registra cuatro partidos consecutivos sin conocer la victoria en el presente campeonato liguero. Colocado en la novena posición de la tabla y con una evidente baja de juego, la mejor oportunidad para el conjunto auriazul de reivindicarse ante su afición y saldar esa deuda pendiente que tiene con todos sus seguidores es a través de la Copa MX.

Conseguir el título copero representaría oxígeno puro para un grande del futbol mexicano que no añade trofeos a su vitrina desde el Clausura 2011, hace exactamente 7 años, lo cual representa la sequía más larga de campeonatos de cualquier índole entre los cuatro equipos más populares del país. El Cruz Azul, pese a todos los problemas que arrastra desde hace varios años, levantó el trofeo de Copa en el Clausura 2013, el Guadalajara recién se coronó como monarca del balompié nacional ante los Tigres de 'Tuca' Ferretti, y el América, acérrimo rival de los universitarios, ha conquistado dos títulos de liga y dos trofeos de la Liga de Campeones CONCACAF Scotiabank desde la última vez que la afición auriazul disfrutó un campeonato de su equipo.

Universidad estuvo muy cerca de exterminar la sequía en la final del Apertura 2015 con uno de los mejores equipos que formado en sus 63 años de existencia, el cual estaba conformado por leyendas de la institución como Alejandro Palacios y Darío Verón y balanceado con jugadores de comprobada calidad como Matías Britos, Ismael Sosa, Daniel Ludueña y Fidel Martínez. Pumas había encontrado la fórmula para competir y ser protagonista en el futbol mexicano actual, pero Rodrigo Ares de Parga se encargó de dinamitar todo lo conseguido para, según su ingenua postura, regresar a los ciclos de cuatro años implementados por Guillermo Aguilar Álvarez y convertir nuevamente a Pumas en base de la Selección Nacional porque, de acuerdo con palabras textuales, le "preocupa qué vamos a hacer en Qatar 2022".

La fórmula que intentó retomar Rodrigo Ares de Parga resultó ser un completo fracaso y ahora el club también padece una crisis de identidad. Mientras el sector más romántico de los aficionados quiere que el futuro continúe ligado a los canteranos, otro, el más joven, coincide en que Pumas debe evolucionar y cambiar su modelo deportivo y de negocio si quiere seguir estando entre los cuatro grandes del futbol mexicano. Pero mientras el debate entre los seguidores auriazules continúa, Ares de Parga se aprovecha de ellos para exprimirles la mayor cantidad de dinero posible.

Cobijado en el argumento de que el club estaba en números rojos cuando asumió como presidente en sustitución de Jorge Borja Navarrete, Ares de Parga vendió a Ismael Sosa, sin duda alguna el mejor jugador de Universidad en los últimos siete años, enumeró la tribuna del palomar para incrementar el costo de los abonos y el boletaje y, no conforme con ello, anunció que si el equipo logra avanzar a la final de Copa MX en el presente torneo, los abonados tendrán que pagar su entrada para el partido como cualquier otro aficionado pese a que destinaron entre 4 mil y 7 mil 200 pesos para tener su lugar asegurado en el Estadio Olímpico Universitario durante toda la participación de Pumas en dicha competencia.

Cuando el abono Identidad Pumas fue puesto a la venta en diciembre de 2017, en ningún lado se especificó que si el equipo avanzaba al partido por el título, los abonados tendrían que comprar su boleto para el mismo. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) bien podría intervenir y sancionar al Club Universidad Nacional A.C. por este abuso a la fidelidad de sus aficionados, solo basta con denunciar los hechos vía telefónica o por Internet.

¿CÓMO PRESENTAR UNA DENUNCIA ANTE LA PROFECO? DESCÚBRELO AQUÍ

Que Rodrigo Ares de Parga y su administración no duden en que si el equipo logra llegar hasta la gran final de la Copa MX, los seguidores abarrotarán las localidades del Olímpico Universitario para alentar a los suyos, pero mientras él siga al frente de la institución, pocos serán los logros de un histórico como lo es Pumas, al que poco a poco se le desvanece la etiqueta de grande del futbol mexicano.

Ver más: ¡CUATRO SIN GANAR! LEÓN SACUDIÓ A UN PUMAS QUE PERDIÓ GAS EN LIGA MX

Deja tu comentario